Ante todo

INTRODUCCIÓN

Ante todo, decir que este tema lo hemos elegido porque nos parece un tema bastante importantes que no debe dejarse de lado. Este año ha sido muy comentado por la universidad Carlos III de Madrid, y bueno, lo tenemos presente la mayoría de nuestros días, bien en la radio, en la televisión….

Nosotras hablaremos sobre algunos aspectos de la violencia de genero, daremos algunas definiciones, mostraremos los tipos que hay, estadísticas y hablaremos de algunas sentencias en lo que a este tema respecta.

Para adentrarnos en el tema comenzaremos aportando alguna definición. Hay que mencionar que dentro de la palabra violencia se esconden diferentes tipos como la violencia doméstica, de pareja, hacia las mujeres, masculina o sexista….

En algunos medios de comunicación, como son algunas páginas de Internet, muestran que la violencia de género tiene que ver con “la violencia que se ejerce hacia las mujeres por el hecho de serlo”, e incluye malos tratos de pareja, como agresiones físicas o sexuales, mutilación genital….

Respecto a esta definición, nosotras queremos hacer un pequeño cambio, y aunque el significado sea el mismo hacer nuestra propia definición. En ella diremos que la violencia de género no solo se centra en la violencia contra las mujeres.

Aunque sea verdad que los casos mas nombrados tienen que ver con las mujeres, que las estadísticas son mayores en mujeres maltratadas, tenemos que decir que hay un número de hombres maltratados. Según el Instituto de la mujer, en 2003 las mujeres presentaron 17.009 denuncias por delitos de malos tratos, frente a las 3.527 de los hombres. Aunque la cifra sea mucho menos, no es una cifra para quedarse indigente ante ello. Esto ocurría en el 2003, pero al igual que la violencia contra las mujeres, esta cifra cada año será mayor. Son muchos los hombres que no se atreven a denunciar, bien por miedo, por vergüenza a que la gente sepa que han sido maltratados, y en muchas ocasiones se avergüenzan de haber sido maltratados por una mujer.

La violencia de género se da cuando existe un abuso de poder de un miembro de la pareja. Es un ataque material y simbólico que afecta la libertad dignidad, intimidad e integridad moral y/o física.

Cuando hablamos de violencia de género, normalmente hacemos referencia a la violencia física. Pero no es la única forma de agresión hacia la pareja, puesto que existen otras formas, que, aunque son menos visibles (y por tanto más difíciles de detectar por el entorno), se dan más frecuentemente.

Ø Tipos de agresión a la pareja

FÍSICA:

Podríamos decir que las más objetiva de todas, puesto que es la que más se percibe. Se refiere a empujones, patadas puñetazos….bien causados por las manos de alguien o por algún objeto o arma. Al ser la más visible ha supuesto que sea la comúnmente reconocida social y jurídicamente.

PSICOLÓGICA:

Este tipo de violencia va ligada inevitablemente a cualquier otro tipo de violencia. Esta se refiere a insultos, amenazas, obligar a la pareja para que haga cosas, ignorarla. Dentro de esta violencia podríamos adentrarnos en otros dos tipos ya que con cualquiera de estos tipos va aparejado sufrimiento psicológico.

* ECONÓMICA:

El agresor hace lo posible por controlar el acceso de la victima al dinero. Bien puede hacer que la víctima trabaje de forma no remunerada o bien que la obligue a entregarle el sueldo. En muchos casos, el agresor deja su trabajo para sobrevivir con el sueldo de la víctima haciendo que esta tenga que pedir ayuda.

* SOCIAL:

El agresor decide con quien y cuando la víctima debe relacionarse, incluso en numerosas ocasiones apartándola de la familia.

ESPIRITUAL:

Coaccionar para que acepte un sistema de creencias cultural o religioso determinado o ridiculizar constantemente las creencias de la mujer.

SEXUAL:

Podría incluirse en el tipo de violencia física, pero se distingue de ella en que ésta afecta a la libertad sexual y no solo a la integridad física. Hasta hace poco, no se consideraba violencia sexual si se producía dentro del matrimonio. Por suerte esto ha cambiado aunque todavía en el siglo XXI en muchos países sigue sin condenarse. En muchos países, el restringir la libertad sexual de las mujeres es algo normal.

Ø Mitos y realidades

Aun hoy, se sigue tratando de justificar este tipo de comportamientos. Existen prejuicios y mitos sobre la violencia de género en sí misma, sobre los agresores y sobre las víctimas.

MITO:

Es gente enferma, con poca formación y pocos recursos económicos.

REALIDAD:

La violencia de género no solo se da en estamentos sociales bajos, incluso en las familias ricas se dan los maltratos. Muchas victimas de estamentos altos no lo denuncia por no descubrirse ante los demás.

MITO: Se exagera la realidad de las víctimas de violencia de género

REALIDAD: La realidad siempre llega a ser mayor que la ficcion, en algunos medios de comunicación no lo muestran.

MITO: El dicho “por una bofetada no pasa nada”

REALIDAD: Ese dicho lleva a muchas otras bofetadas, nunca se puede decir que una bofetada es insignificante.

MITO: Es culpa del alcohol

REALIDAD: El alcohol solo es una excusa para no darse cuenta de la gravedad que conlleva, mientras que la sociedad lo acepte el agresor seguirá utilizándolo.

MITO: Es algo que ocurre y no se puede evitar.

REALIDAD: El maltrato no se debería asumir. Siempre existen recursos aunque no sean visibles.

MITO: Sólo son momentos puntuales de descontrol.

REALIDAD: El maltrato es algo que siempre debería estar controlado, nunca se puede justificar un maltrato por perder un momento el control.

MITO: En las relaciones amorosas es normal que suceda.

REALIDAD: El amor no es compatible con la violencia de género. Una persona que te maltrata no te quiere, esa es la realidad.

MITO: La pareja puede cambiar al agresor.

REALIDAD: El maltrato no es algo que se cambie, cuando alguien es maltratado es porque no es querido, por tanto no va a cambiar a esa persona.

MITO: El dicho “cuando una mujer dice no quiere decir si”

REALIDAD: Es una manera de anular la capacidad de decisión de la mujer. Tiene libertad para negarse si lo desea.

Ø El síndrome del estrés postraumático

Este síndrome es un trastorno que muchas víctimas sufren cuando han pasado por una situación de violencia de género. Se presentan varias fases:

Estado de shock: la victima se encuentra en un estado de confusión durante varios días sin entender nada sobre el episodio violento.

Negación: La víctima niega hablar de lo ocurrido, e intentará olvidar este episodio.

Aceptación: La víctima comienza a admitir lo que ha ocurrido. En esta fase es cuando aparece la depresión y sentimientos de culpa por lo que ha pasado.

Ø El ciclo de la violencia

Este problema que estamos tratando, una vez detectado, se puede analizar. De esta manera descubriremos una serie de fases por la que tanto el agresor como la víctima pasan. Las iremos desarrollando y finalmente las ilustraremos una animación.

FASE DE ACUMULACION DE TENSIÓN:

Sucede cuando el maltratador se muestra irritable, tenso, manifestando una reacción de enfado ante cualquier comportamiento de la pareja. Ella intenta hablar con él y arreglarlo, pero cualquier palabra hace que el agresor se muestre todavía más irritable. Ante esto la pareja intenta no mostrar su opinión ya que sabe que eso enfadara más al agresor. No pronuncia palabra, pero no solo bastan con eso que tampoco se mueve para no causarle malestar. Entonces empieza a acusarla de ser como un mueble y poco a poco se va distanciando de ella. El que la mujer se queje de esto hace que el agresor lo niegue todo vuelque la culpabilidad en ella. Como la víctima ve el distanciamiento acaba creyendo que es culpa suya porque tiene miedo de perderle. La victima se disculpa una y otra vez.

FASE DE EXPLOSIÓN VIOLENTA:

A consecuencia de la primera fase, el agresor acaba explotando. La castiga duramente, tanto físicamente como verbalmente. Tiene reacciones muy fuertes, como romper cosas y puede llegar a pegarla o insultarla…. La pareja solo pretendía arreglar la situación, pero ha aprendido que no debe hacer nada ante estas situaciones ya que el poder lo tiene él. Tras varias situaciones así, la victima deja de reaccionar.

FASE DE “LUNA DE MIEL”

Después de esas situaciones tan duras, el agresor pide perdón, se muestra muy arrepentido y le promete que no volverá a suceder. Los primero días tras las agresiones, se muestra muy atento, le lleva el desayuno a la cama, le ayuda en las tareas, pierde un poco el control para dárselo a ella. Si el agresor es bebedor, incluso deja de beber para demostrarle que ha cambiado. La víctima se siente agradecida, siente que el agresor de verdad esta cambiando, que si es capaz de dejar el alcohol posiblemente dejará de pegarla.

ESCALADA DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO:

Una vez que la víctima ha perdonado al agresor y este se vuelve a sentir seguro en la relación vuelve a maltratar a la víctima dejando a ésta cada vez más débil sin ganas de seguir luchando ante esas situaciones. Cuando el ciclo de la violencia ya ha ocurrido varias veces, es el agresor quien decide cuando dura cada fase, llegando después de un tiempo a eliminar la fase de luna de miel.

Ø La mujer como ejemplo

Como dijimos anteriormente, para nosotras la violencia de género no solo es en lo que a las mujeres se refiere, sino también de los hombres. Pero tenemos que decir que la mujer es claramente el ejemplo más grande de violencia. Por eso, hablaremos un poco de las mujeres que sufren de violencia de género y de algunas agresiones que se producen en diversos países.

Todos podemos tener claro que en todos los países se producen violaciones, malos tratos… cada año son miles de mujeres las que denuncian este tipo de comportamientos y otros tantos que no son visibles puesto que no se denuncian. Esto es algo que vivimos día a día. Pero también hay diversos países, en los que por su cultura, la mujer es maltratada en todos los ámbitos (psicológica, sexual…). Con esto podemos darnos cuenta de lo diferentes que pueden ser las culturas.

Un ejemplo importante de violencia generada por la cultura en algunos países africanos es la ablación. La definiremos un poco ya que es un hecho importante que degrada a la mujer y que no se debe dejar de lado.

Por último, mencionar algunas de las asociaciones que se dedican a la lucha en contra de la violencia de género:

Amnistía Internacional (creada por Peter Benenson)

AHIGE (Asociación de hombres por la igualdad de género)

El Instituto de la mujer

PARTE ECONÓMICA

Una vez visto de qué trata el tema en el que hemos centrado el trabajo, nos dedicaremos ahora a la parte económica. A simple vista, si lo que vamos a realizar es un análisis coste-beneficio, no le vemos ningún beneficio al maltrato y a la violencia de género, pero como iremos desarrollando a lo largo del epígrafe si que los tiene. De hecho, son muchos los que obtienen las víctimas como veremos a continuación.

Ø Beneficios económicos para la víctima

En el Artículo 27 de Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre se mencionan los beneficios económicos a los que se puede acoger la víctima. Algunos de ellos son:

Para una renta mayor al 75% del salario mínimo interprofesional (salario que un trabajador tiene el derecho a recibir como retribución mínima para su trabajo para una jornada completa de 8 horas diarias independientemente de la rama en la que esté realizando esa prestación laboral, para el año 2010 es de 673,92€) :

Esta ayuda será el equivalente a 6 meses de prestación por desempleo.

Si la víctima presenta una minusvalía mayor o igual al 33%, la ayuda será el equivalente a un año de subsidio por desempleo.

Si además, la víctima tiene responsabilidades familiares (ej.: hijos) a su cargo la duración del subsidio asciende a 18 meses. En el caso de que algún familiar presente una minusvalía mayor o igual al 33% la duración de la ayuda será de 2 años.

Para rentas menores o iguales al 75% del salario mínimo interprofesional también hay otro tipo de ayuda denominada RAI (Renta Activa de Inserción) y contemplada en el RD 1369/2006. Para acceder a este tipo de ayuda hay que cumplir estos requisitos:

1. Ser víctima de este tipo de violencia.

2. Rentas menores o iguales al 75% del salario mínimo interprofesional.

3. Ser demandante de empleo.

4. Su duración comprenderá entre 11 y 36 meses.

Ø Beneficios socio-laborales para la víctima

Vistos en el Programa de inserción sociolaboral (RD 1917/2008, de 21 noviembre)

Y es que, además de los beneficios económicos con las que cuentan las víctimas, se pueden encontrar facilidades sociales y laborales como:

Se les contará con un itinerario personalizado para su inserción sociolaboral de modo que les sea más fácil acceder al mercado laboral.
Se les dotará de formación específica poniendo énfasis en aspectos de motivación personal.
Incentivos a empresas a contratar a este tipo de víctimas, como veremos a continuación, hasta llegar a elaborar convenios entre empresas.
Si la víctima se ve obligada por su situación personal a abandonar voluntariamente su puesto de trabajo la empresa se verá obligada a abonarle hasta un máximo de 500€ por causa de su situación.
En caso de movilidad geográfica, a la víctima se le pagarán los gastos de transporte de enseres, alojamiento, guardería así como atención a personas dependientes si el caso lo requiere.

Ø Otros beneficios relacionados con la víctima

Otro beneficios para las víctimas y que comprende la Ley 1/2004 en el Art. 28 es el acceso a vivienda de protección oficial y a residencias públicas para mayores con prioridad al resto de personas que soliciten este tipo de ayudas.

Encontramos también beneficios económicos para la empresa. A nivel de empresa, se conceden algunos beneficios en el caso de que la empresa contrate a una víctima de este tipo de violencia previstos en la Ley 43/2006 de 29 de diciembre, como por ejemplo que la empresa recibirá 1500€ / año para un contrato indefinido a tiempo completo durante 4 años.

Ø Costes para la víctima

Una persona que padece la violencia de género en sus propias carnes tiene que afrontar multitud de costes. Quizá éstos no sean ni tan grandes económicamente, ni tan abundantes, pero ¿cómo podríamos valorar lo que dicha persona va a ser sentir el resto de su vida? ¿Los recuerdos que va a tener durante años? Partiendo de la base de que quedan secuelas físicas y mentales, podemos enumerar los costes de:

- Pagar a un especialista como pueda ser un psicólogo

- Tratamientos, medicamentos…

- Todo tipo de material sanitario

Además, en el caso de que la víctima sufriera una violación, tendría que cargar con los costes del futuro bebé, o en el caso de decidir no tenerlo, con los costes de sufrir un aborto, etc.

Ø Conclusiones para la víctima

Así pues, vemos que para la víctima los beneficios económicos son múltiples. Motivo de ello es que se den miles de casos de denuncias falsas. Muchas mujeres, sabiendo lo que van a obtener si presentan una denuncia de malos tratos, se aprovechan de ello y mienten sobre lo ocurrido. Quizá esto lo hagan por que piensen que los beneficios serán superiores a la sanción, o por el desconocimiento de lo que ello conlleva, ya que como dice en la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal y en el Artículo 456:

“Los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, imputaren a alguna persona hechos que, de ser ciertos, constituirían infracción penal, si esta imputación se hiciera ante funcionario judicial o administrativo que tenga el deber de proceder a su averiguación, serán sancionados:

1. Con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito grave.

2. Con la pena de multa de doce a veinticuatro meses, si se imputara un delito menos grave.

3. Con la pena de multa de tres a seis meses, si se imputara una falta”

Sin embargo, cuando el maltrato se ha dado en realidad, para la víctima es posible que todo el dinero dado y todas las facilidades ofrecidas que hemos visto antes, no valgan nada ya que en muchas ocasiones el daño físico y emocional no lo puede borrar ninguna cantidad de euros.

Ø Beneficios y costes para el agresor

Si ahora nos podemos de parte del agresor, nos cuesta detectar que beneficios recibe de realizar alguno de los actos que se han desarrollado en la introducción. Entenderíamos que si se comporta de esa manera es porque va a obtener algo bueno, pero en este caso no creemos que sean beneficios económicos. Podríamos atribuirle, por ejemplo, un sentimiento de superioridad al agresor en ese momento.

Sin embargo, los costes y las consecuencias de lo anterior, en el caso de que no incurra en el suicidio (como veremos en la parte estadística), serían muy superiores. El agresor después de lo ocurrido, y dependiendo del acto realizado, tendrá que pasar un tiempo determinado tiempo en prisión (coste de oportunidad), pagar una sanción, etc.…

Ø Beneficios y costes para el Estado

La otra cara de la moneda en este problema la encontramos en el país en el que se da y en este caso, en España. Todo lo que hemos visto como beneficios para las víctimas suponen para el estado un coste. Y además de estos, vamos a enumerar una serie de costes más concretos como son los siguientes:

- Dispositivos GPS de control de las medidas de alejamiento à para mujeres que están en una situación de elevado riesgo (dictado por resolución judicial)

- Perros enseñados para defender a la víctima à suponen coste ya que hay que contratar a una persona que adiestre al animal, hay que comprarle alimentos y darle los cuidados pertinentes, etc.

- Casas de acogida para las víctimas à suponen un gran coste ya que hay que contratar personal, pagar los servicios de electricidad, agua, etc.

- Además, si el agresor va a la cárcel à se tiene a una persona más en un centro penitenciario y se aumentan los costes que estamos abarcando.

- Al querer eliminar este problema, persiguen la igualdad entre sexos, llegando a crear un Ministerio de Igualdad à que conlleva grandes costes. Se necesita a gente trabajando, elaborando las estadísticas que veremos en el apartado siguiente, etc.

- Y por último, destacaríamos un coste de “pérdida de prestigio” del propio país à Aquí podemos entender lo que como diremos después hacen varios países: no dar datos sobre fallecimientos a causa de este problema. Y es que, que suene tanto en diversos medios de comunicación y que continuamente se digan las cifras, puede deteriorar la imagen de España y que la gente desde fuera se plantee una pregunta ¿qué está ocurriendo? Así, gente joven (en su mayoría mujeres) puede decidir ir a otro país, donde este problema sea menor.

PARTE ESTADÍSTICA

Para poder realizar un análisis estadístico del problema que estamos estudiando, es decir, de la violencia de género, debemos partir primero de su definición, de sus tipos, de las personas a las que les afecta, etc. Así bien, nos realizamos la siguiente pregunta: ¿qué es la violencia de género? Muchos son los datos aportados en diversos medios de comunicación acerca de este tema, muchas son también las cifras dadas de mujeres muertas por esta causa, muchos son los minutos en televisión dedicados a hablar sobre ello y, si miramos hacia atrás, nos daremos cuenta de que esto ha aumentado con el tiempo. Hoy día hay más información y salen a relucir antes los casos de maltrato, acoso y, en definitiva, de la violencia que nos ocupa. Si hace cincuenta años casi nadie se enteraba de quién y cuántos eran los afectados o los agresores, hoy, con hacer un simple clic en nuestro ordenador, nos podemos encontrar con múltiples estadísticas que nos categorizan los sucesos por lugares, nacionalidades, edades, etc.

Pero, sin desviarnos de nuestra pregunta, diremos que la violencia de género, situada dentro de la violencia doméstica, comprende todos aquellos actos violentos, ya sea con el empleo de la fuerza física, o mediante la intimidación y el acoso. Y de aquí destacaremos que aunque existan varios tipos de violencia, como la violencia física, psicológica, económica, social o sexual, el fallecimiento de la victima siempre será lo más destacado y lo que en nuestro trabajo cobrará mayor importancia. Pero, ¿Quién suele ser esa víctima? ¿El hombre o la mujer? Profundizando un poco más, detectamos definiciones de violencia de género como ésta, que lo tiene claro: “la violencia de género encuentra su causa en la violencia del hombre contra la mujer: el sentimiento de superioridad y dominación de éste sobre ella y, más extensamente, el machismo”. A continuación hablaremos del caso opuesto, menos mediático, pero igual de importante.

Ahora bien, le toca el turno a las cifras. Cifras que, como acabamos de comentar, se refieren a fallecimientos de mujeres. Veremos en primer lugar lo acontecido en el año 2009 en España. Gracias al Ministerio de Igualdad, que nos facilita las estadísticas, nos limitaremos a ir comentándolas.

Ø Violencia de género. Año 2009. España. Víctimas: mujeres

En un primer momento, vemos que el total de víctimas ascendió en dicho año hasta las 55. De todas ellas, como nos muestra la siguiente tabla, las hay que denunciaron, que pidieron medidas de protección, que permitieron a continuación el quebrantamiento de las mismas, etc.…

Destaca que sólo 14 (el 25,5%) denunciara, aunque como sabemos esto se podría deber al miedo que tienen las víctimas de hacerlo. 1 de ellas retiró la denuncia, y las 13 restantes solicitaron medidas de protección. De estas 13, 11 la obtuvieron, 3 renunciaron a ella a continuación, en 2 casos estas medidas caducaron y por lo tanto, las 6 restantes, tenían en el momento del incidente medidas de protección en vigor. Finalmente, 3 mujeres que habían denunciado, que tenían medidas de protección en vigor y que no habían quebrantado las mismas, fueron asesinadas por sus parejas/exparejas. Tristes datos sin duda, pero reales y dados en pleno siglo XXI.

En cuanto a las características de las víctimas según nacionalidad, edad, convivencia y relación, podemos resumir el siguiente cuadro de la siguiente manera:

En territorio español, en 2009 las víctimas fueron en su mayoría españolas (63%), de una edad comprendida entre los 21-50 años (65.5%), vivían en general con el agresor (61.8%) y mantenían una relación de pareja (56.4%). Este último dato distaría poco de los que mantenían con su agresor una relación de expareja o en fase de ruptura (43.4%). Distintas formas de categorizar a las víctimas y de agrupar a las 55 mujeres fallecidas en distintos grupos según los criterios vistos.

El mismo análisis lo realizaremos esta vez con los agresores. 55 agresores de los cuales 31 eran españoles. En este caso, el rango de edad se amplia y llegamos a encontrar un 20% de los agresores con una edad superior a los 64 años. Pero el porcentaje más grande se sigue situando en los varones con una edad comprendida entre los 31-40 años. Ahora bien, se puede dar que el agresor incurra en el suicidio después del acto cometido. En un 61.8% esto no ocurre, en un 14.5 % todo se queda en una tentativa y en 26.6% restante si que se lleva a cabo. Todos estos datos nos los muestra la tabla siguiente.

Ø Violencia de género. Evolución en el tiempo. Víctimas: mujeres

En esta ocasión nos centraremos en la evolución que ha seguido en España el problema de la violencia de género. Con un simple vistazo vemos que, si abarcamos los siete últimos años, la cifra del 2009 es la más baja. La más baja por tanto desde que entrara también en vigor, en diciembre de 2004, la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Esto nos alegra, pero no deja de preocuparnos. Respecto al año anterior apreciamos un descenso del 27.5% aproximadamente, y aunque en el gráfico que mostramos no lo podemos apreciar, cabe destacar también el descenso de víctimas (33à20) y agresores (28à24) de nacionalidad extranjera, hecho que podemos relacionar con el nuevo plan puesto en marcha en el último año: Plan de Prevención y Atención de la Violencia de Género en Población Extranjera Inmigrante

Así pues, podemos ver logros en la ley, como el creciente número de denuncias y de llamadas al teléfono público 016, y el descenso de muertes. Aunque quedan aspectos por desarrollar para que estas cifras sigan disminuyendo, como puedan ser más recursos materiales y personales, profesionalización y más conciencia social.

Ø Violencia de género. Año 2009. Ámbito geográfico. España. Víctimas: mujeres

Si bien es cierto que el ámbito geográfico a priori no guarda relación con el número de víctimas por violencia de género, no podemos obviar el tamaño en términos de población de las comunidades autónomas que nos ocupan. Que en Andalucía sea donde más casos se han dado en el año 2009, llegando a la cifra de 14, no nos debería extrañar sabiendo que cuenta con un total de 8.285.692 habitantes, la comunidad autónoma más poblada. A ésta le seguirían Cataluña con 10, Comunidad Valencia con 9, Canarias y Madrid con 5, etc. Por otro lado, entre los lugares que afortunadamente no tuvieron que contar con estos percances encontramos Aragón, Asturias, Cantabria, Navarra, La Rioja y Melilla.

Ø Violencia de género en el mundo y en Europa. Víctimas: mujeres

La violencia de género es un problema que no sólo se da en España, ni mucho menos, sino que multitud de países europeos y del mundo cuentan también con ello. Pero no todos elaboran estadísticas como las que acabamos de analizar. Por eso nos sorprende buscar datos similares de otros lugares y no encontrar nada, como pueda ser en el caso de Argentina, Francia o Grecia.

Los datos que aquí veremos son un poco más antiguos, se refieren al 2003. Nos los mostraba el diario El País el 02/06/2007. Y de ellos sacamos bastantes aspectos “curiosos”. Igual que anteriormente nos ofrecen tablas y gráficas que agrupan el fallecimiento de mujeres por varias causas: mujeres asesinadas en cualquier circunstancia, asesinadas por violencia familiar en general y muertas a manos de la pareja o ex pareja. En el primer caso aportaron información 40 países, en el segundo 27 y en el último, el relacionado con nuestro trabajo, únicamente 22. Así pues, vemos como a medida que se piden más detalles, disminuyen los estados que tienen estadísticas

Por último, destacar que son los países nórdicos los que encabezan las listas de mujeres muertas por maltrato. Además, se llega a decir que entre el 40 y 50% de las mujeres de países como Finlandia, Suecia y Alemania han sido víctima de la violencia por parte de algún hombre. En estos países suele ser en lo que existe una mejor educación desde el punto de vista sexual, ya que son menos sexistas, por lo que puede resultar extraño lo que acabamos de comentar. Se puede atribuir a tan elevadas cifras el consumo excesivo de ciertas sustancias tóxicas como el alcohol que elimina cualquier freno moral y desinhibe al agresor.

Ø Violencia de género. Año 2009. España. Víctimas: hombres

Para finalizar con los datos y las estadísticas, nos quedaría señalar sin duda una parte de este problema igual de importante que la anterior. Hasta ahora nos hemos venido centrando en la violencia de género enfocada desde la agresión del hombre a la mujer. Si buscamos información por las webs, los primeros resultados obtenidos hablan solo de las víctimas femeninas. Pero esta no es la realidad. Nos llama la atención descubrir que en el mismo periodo que estamos analizando, o en concreto hasta finales de noviembre del 2009, España se saldó con más de 30 hombres asesinados por sus parejas. Esta información la daba Francisco Serrano, Juez de Familia de Sevilla y escritor, la encontrábamos en el diario abcdesevilla, y sin duda nos parece bastante destacable.

PARTE JURÍDICA

Una vez analizada la parte económica y estadística, nos quedaría ver cómo está regulado el grave problema que nos ocupa: la violencia de género. Nos encargaremos de plasmar a continuación un resumen de cómo se han ido creando nuevas leyes y de cómo ha variado esto a nivel internacional, nacional, etc., llegando de esta manera a ver cómo se está actuando en la actualidad.

Ø Evolución histórica de las leyes

A nivel internacional se pueden destacar los siguientes acontecimientos:

v El 17 de Julio de 1998 en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional se aprobó, en el Art. 103 de dicha declaración, la transmisión de solicitudes de cooperación para la transmisión de datos entre el Ministerio del Interior, Ministerio de Asuntos Exteriores y la Corte Penal Internacional.

v Declaración de Naciones Unidas sobre la Eliminación de la Violencia sobre la Mujer, proclamada en 1993 por la Asamblea General con motivo de la Conferencia mundial de los Derechos Humanos (Viena).

v La UE creó un programa para prevenir la violencia ejercida no sólo sobre niños, sino también sobre jóvenes y mujeres, considerando también que esta prevención alcance a los grupos de riesgo que menciona el informe Daphne III (“Derechos fundamentales y Justicia”).

v El Parlamento Europeo dictó un dictamen el 5 de septiembre de 2006 con referencia a la violencia en el se ponían de manifiesto los siguientes aspectos:

-Dicho tratado debía garantizar un alto nivel de protección de la salud, incluyendo un deber para la Comunidad Europea para que esto sea posible.

-Ratificación de lo considerado como violencia física, sexual y psicológica, así como cualquier acto relacionado con la libertad, seguridad, vida, integridad física, emocional y mental de las víctimas de este tipo de violencia.

A nivel nacional, cabe destacar que en la Constitución Española (1978) se mencionan en algunos artículos, como los Art. 9.2, 14,15 y 17 CE, derechos que son considerados como fundamentales y que pretenden, en nuestro caso, proteger junto las leyes a las víctimas de violencia de género

v Artículo 9. (libertad e igualdad) à Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

v Artículo 14. (Igualdad ante la ley) à Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

v Artículo 15. (derecho a la vida) à Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las leyes penales militares para tiempos de guerra.

v Artículo 17. (Libertad personal) à 1. Toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad, sino con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma previstos en la ley. 2. La detención preventiva no podrá durar más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, en el plazo máximo de setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial. 3. Toda persona detenida debe ser informada de forma inmediata, y de modo que le sea comprensible, de sus derechos y de las razones de su detención, no pudiendo ser obligada a declarar. Se garantiza la asistencia de abogado al detenido en las diligencias policiales y judiciales, en los términos que la ley establezca. 4. La ley regulará un procedimiento de «habeas corpus» para producir la inmediata puesta a disposición judicial de toda persona detenida ilegalmente. Asimismo, por ley se determinará el plazo máximo de duración de la prisión provisional.

A nivel de la Comunidad de Madrid, podemos decir que nuestra comunidad fue pionera en España para la ayuda a víctimas de este tipo de violencia, abriéndose en 1984 la primera casa de acogida. En el año 2001 se puso en marcha un programa de acciones contra violencia de género que tuvo una duración de 3 años centrándose en el apoyo y atención institucional a las víctimas.

En materia de discriminación y desigualdades se creó en 2003 el Observatorio contra la Violencia de Género Decreto 256/2003, de 27 de noviembre. Posteriormente, mediante otra ley (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género) se desarrollaron más medidas de apoyo contra la violencia de género.

Ø Derechos de las víctimas de violencia de género

Por otra parte, destacaremos lo que hemos encontrado en la página del Ministerio de Igualdad: una guía de derechos que poseen las personas que sean víctimas de violencia de género. A continuación vamos a enumerar brevemente algunos de ellos a los que pueden acogerse estas personas. Se encontrarían dentro de la Ley Orgánica que acabamos de mencionar:

Derechos de las víctimas de violencia de género (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre):

Formular denuncia.
Solicitar una orden de protección.
Formar parte del proceso penal.
Indemnización por daños y perjuicios así como restitución de la cosa.
Información sobre las actuaciones jurídicas que se toman.
Una protección a la intimidad y a la dignidad de la víctima.
Ayudas económicas.
Autorización para residir temporalmente por razones humanitarias en una casa de acogida.
Residir independientemente de la agrupación familiar.
La inscripción como demandante de empleo a mujeres extranjeras / nacionales.
Acceso a la condición de refugiada.
Escolarización de hijos en caso de cambio de residencia.
Anticipo del pago del Fondo de Garantía del Pago de Alimentos.

Uno de los requisitos básicos para poder tener derecho a acceder a derechos económicos y sociales es orden de protección (resolución judicial que reconoce el riesgo para la víctima durante el transcurso del proceso penal.

Ø Derecho Laboral y Seguridad Social

Las Medidas de Protección Integral contra la violencia de género vienen reflejadas también en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre. En esta ley vienen reflejadas un conjunto de medidas referentes a la legislación laboral y al régimen de la Seguridad Social.

En cuanto a las facilidades que se les da a las víctimas en materia laboral para su reinserción, éstas vienen recogidas en el RD 1917/2008, de 21 noviembre. Este RD pretende ayudar a que las víctimas que sufran este tipo de violencia puedan defenderse por sí solas de manera autónoma y a disponer de sus propios recursos, de forma que no sigan siendo dependientes económicamente de la persona agresora. Para ello es necesario cumplir una serie de requisitos:

-Sentencia que condene al agresor.

-Orden de protección judicial.

-Resolución judicial con medidas cautelares.

-Excepcionalmente u informe del Ministerio Fiscal.

Clasificación de los derechos

Podemos destacar derechos para trabajadores/as por cuenta ajena, derechos para funcionarios/as públicas y derechos para trabajadores por cuenta propia

Para el caso de trabajadores/as por cuenta ajena:

v Hay la posibilidad de una reorganización de la jornada laboral.

v Si la empresa tiene distintos centros de trabajo, se facilitará la movilidad geográfica.

v Si se cambia de puesto de trabajo, se hace una reserva de 6 meses del puesto anterior.

v Toda ausencia o retraso en la jornada laboral será considerado como justificado.

v En caso de suspensión del derecho laboral con derecho a la correspondiente prestación por desempleo (6 meses ampliable a 18 meses).

v Será considerado nulo todo despido a la víctima si esta estaba ejerciendo alguno de los derechos mencionados anteriormente.

En cuanto al régimen aplicable a los funcionarios/as públicos presenta casi los mismos derechos que un trabajador/a por cuenta ajena con algunas variantes:

v Reducción de la jornada laboral acompañada de una minoración del salario.

v Excedencia sin necesidad de haber prestado durante un tiempo mínimo unos servicios. Además, podrá cobrar el salario íntegro durante los 2 primeros meses.

Por último, para el caso de que la víctima sea un/a trabajador/a por cuenta propia (Ej.: un/a autónomo/a) no tendrá la obligación de cotizar a la Seguridad Social durante un máximo de 6 meses.

A nivel de empresa, se conceden algunos beneficios en el caso de que la empresa contrate a una víctima de este tipo de violencia previstos en la Ley 43/2006 de 29 de diciembre, como por ejemplo que la empresa recibirá 1500€ / año para un contrato indefinido a tiempo completo durante 4 años.

Ø Derecho Penal

En el ámbito del derecho penal tendríamos que realizar una distinción entre delito y falta. Según el Art. 13 C. Penal serán considerados:

- Delitos: aquellas acciones castigadas por ley como delitos graves o menos graves. Ej: intento de asesinato de la pareja con premeditación.

- -Falta: aquellas acciones que sean castigadas legalmente con penas leves. Ej: insultar a la pareja.

Existe una clasificación de los delitos: graves, menos graves y leves. Las penas, como vemos en el Art. 33 C. Penal, varían según el delito. A continuación mostramos un ejemplo de ello:

- Graves: inhabilitación permanente, cárcel superior a 5 años

- Menos graves: de 3 meses a 5 años de prisión.

- Leves: Art. 33.4.d) Prohibición de aproximación del agresor/a a la víctima.

Por último decir que son penas privativas de libertad (Artículo 35) la prisión, la localización permanente y la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa.

PARTE SOCIOLÓGICA

Ø Perfil de la víctima en el caso general

En realidad no existe un perfil claro de la victima, sobre todo si se tiene en cuenta que cualquiera podría encontrarse en esta situación. Hay victimas que caen más fácilmente en las redes de un maltratador.

Las víctimas que se encuentran con una pareja violenta, piensas de él que es un “dios todopoderoso” y que no son capaces de estar sin esa persona. El abuso que la víctima recibe hace que se vea como una inútil, tonta, gorda, fea….

Este es un perfil bastante general de las víctimas. Siempre hay matices, pero podríamos detectar dos tipos muy diferenciados de victimas:

Víctimas que han sido educadas con más responsabilidades de las adecuadas a su edad:

Estas victimas sienten mucha culpabilidad cuando algo en la relación de pareja va mal. Están acostumbrados a dar mucho más de lo que reciben y tienen miedo de no poder dar todo lo que la pareja desea. Se juntan con una persona que parece débil, que necesita ayuda. La víctima se dedicara solo a su pareja y se dedicará solo a las necesidades de su pareja.

Víctimas que durante su infancia han sido excesivamente protegidas.

Estas personas buscan una pareja en su vida en la que apoyarse, no han aprendido a ser independientes. Se juntan con una persona protectora, posesiva, que la exige lo que la conviene.

Ø Perfil del agresor en el caso general

El agresor tiene un sistema de creencias basado en los mitos culturales acerca de la masculinidad y de la inferioridad de la mujer. Ya que el agresor no reconoce el mal que causa, no pide ayuda para evitarlo. Necesitan tener el control, ya que su autoestima no es muy algo, y recurren a la fuerza. Esas agresiones que causan, para ellos carecen de importancia en la mayoría de las ocasiones. Para el agresor la culpa es de su pareja, ya que para el si no se comportara de esa manera no sucedería este tipo de cosas. Cuando hay hijos por medio, el agresor intenta convencerlos de que él no es culpable, solo son caprichos de la pareja. Considera que tiene derecho a controlar todo lo que a la pareja se refiere.

Ø Perfiles del agresor y de la víctima ante distintas formas de maltrato

Como hemos dicho anteriormente, los perfiles vistos son bastante generales. En la tabla que mostramos a continuación se definen un poco más detalladamente los perfiles tanto de la víctima como del agresor, dentro de diferentes tipos de violencia.

MALTRATO FÍSICO Y PSICOLÓGICO PERFIL DEL AGRESOR

* Modalidades conductuales disociadas
* Percepción rígida y estructurada de la realidad
* Incapaz de calificar sus actos
* Transforma el miedo en rabia y agresividad
* Factores más destacados que acentúan: Alcohol y Drogas.

PERFIL DE LA VÍCTIMA

* Mujeres excesivamente socializadas
* Mujer entre 31 y 40 años.
* Estado civil-convivencia matrimonial.
* Con hijos, mayoritariamente 2.
* Nivel de instrucción-estudios primarios.
* Malos tratos del marido o compañero.
* Problemática jurídicas: separación
* Problemática social
Sintomatología afectivo-emocional
Área fisiológica: nervios, cansancio, llanto...
Área conductual: llanto, temor.
Área cognitiva: ansiedad, baja autoestima, culpabilidad

ABUSO SEXUAL Y AGRESIÓN SEXUAL

PERFIL DEL AGRESOR

- Baja tolerancia a la frustración y expresiones inadecuadas de ira.
- Aislamiento social de fuentes importantes de apoyo.
- Falta de habilidades parentales
- Mantienen expectativas no realistas de la conducta de los hijos.
- Manifiestan que la conducta de sus hijos resulta estresante para ellos.
- Se describen a sí mismos como incapaces o incompetentes en su rol como padres.

PERFIL DE LA VÍCTIMA

- Menores de 18 años (31 %)
- Entre 19 y 25 años (31,88 %)
- Solteras (55.07 %)
- Sin hijos (63,77 %)
- Tipo de agresión predominante, vaginal (65%)
- En un 65% de ocasiones se denuncian los hechos
- El 100% de mujeres, manifiesta recordar al agresor
TRASTORNOS PSICOFISIÓLOGICOS: Alteraciones del sueño y del apetito, llanto
TRASTORNOS CONDUCTUALES: evitación de las situaciones temidas y aislamiento social.
TRASTORNOS COGNITIVOS: sentimientos de vergüenza y culpa, pesadillas...

ACOSO SEXUAL LABORAL

PERFIL DEL AGRESOR

* Entre 31 y 45 años
* No tiene comportamiento: no es un enfermo mental.
* Personas de valores tradicionales.
* Afán de dominar mueve al agresor y no la descarga de su instinto sexual.

PERFIL DE LA VÍCTIMA

* Puede ser hombre o una mujer.
* Son especialmente vulnerables:
· mujeres divorciadas, separadas, viudas y solteras
· Mujeres que acceden por primera vez a sectores profesionales
· Mujeres jóvenes que acaban de conseguir su primer empleo
· Contratos laborales precarios o temporales, y las inmigrantes.
· Mujeres con poca capacidad para defenderse.
· Mujeres solas con cargas familiares.
Sinmatología afectivo-emocional:
· Sentimiento de amenaza y coacción.
· Interiorización de sentimientos y ocultamiento
· Miedo, inseguridad.
· Vergüenza, rabia , huida, evitación, tensión

JURISPRUDENCIA

Ø Presunción de inocencia Audiencia Provincial de Madrid (Sección 27ª).

Sentencia núm. 1504/2008 de 15 diciembre JUR\2009\175534

Ø Trato diferencial por razón de sexo Tribunal Constitucional (Pleno).

Sentencia núm. 97/2008 de 24 julio RTC\2008\97

BIBLIOGRAFIA/BIBLIOWEB

C.E 1978

C.Penal de 1995

Estatuto de los trabajadores autónomos

Ley de Violencia de Género de la Comunidad de Madrid

www.migualdad.es

www.abcdesevilla.es

www.elpais.com

www.hoymujer.com

www.westlaw.es

http://noticias.juridicas.com

12

Please be aware that the free essay that you were just reading was not written by us. This essay, and all of the others available to view on the website, were provided to us by students in exchange for services that we offer. This relationship helps our students to get an even better deal while also contributing to the biggest free essay resource in the UK!