Francisca Soto Ferrada

Francisca Soto Ferrada

El objetivo de este ensayo es adentrase en lo que la epistemología moderna califica como ciencia y aplicar dichos criterios a la llamada ciencia económica.

Para lograra entender que la economía es una ciencia debemos conocer claramente las definiciones de ambos conceptos; por un lado el de economía y por el otro lado el concepto de ciencia.

Para comenzar hay que tener en cuenta que la economía es una ciencia social y que además no posee una única definición, sino que varía según los autores. Una de ellas es la siguiente: “ es la ciencia que estudia las relaciones sociales que tiene que ver con los procesos de producción, intercambio, distribución y consumo de bienes y servicios, entendidos éstos como medios de satisfacción de necesidades humanas y resultado individual y colectivo de la sociedad.” (www.Wikipedia.com). Como mencionamos anteriormente la economía es una ciencia social ya que su objeto de estudio es la actividad humana, la manera en que utilizan y distribuyen los bienes escasos para satisfacer la necesidades que son ilimitadas. Por lo tanto podríamos decir que su objetivo es descubrir el mejor modo: el más eficiente al usar los recursos productivos con el fin de lograr la máxima satisfacción de estas necesidades.

La definición de ciencia según Popper es la siguiente: es un conjunto de teorías o hipótesis provisionales que aunque estén inicialmente basadas en evidencias se deben tratar de refutar para sostener su validez. Si una teoría no se puede negar o refutar no es ciencia. Solo la evidencia empírica puede demostrar si es “aceptada” o “rechazada”, ella no puede “probar una hipótesis” solo puede dejar de desaprobarla. Según el diccionario de la lengua española, ciencia se define como: “el conocimiento ordenado y, generalmente experimentado de las cosas.” Muchos críticos apuntan a la no experimentación de la economía por lo que no la consideran, o discrepan de que sea, una ciencia como tal.

Según Friedman en “La metodología de la economía positiva” la economía como ciencia económica utiliza dos tipos de proposiciones: la economía positiva; la cual es de carácter estrictamente científico y por consiguiente objetivo, que se caracteriza por ser independiente de cualquier juicio normativo o emocional, se refiere a “lo que es” no a lo que “debería ser”, es decir, a lo que puede ser confrontado con la realidad. En cambio las proposiciones normativas se refieren a lo que “debería ser”, llevan incorporadas juicios de valor, y por tanto, en principio no son contrastables con los hechos.

El hecho que la economía trate de las interrelaciones de los seres humanos y que el investigador mismo forme parte de la materia que se esta investigando, en un sentido más cercano e íntimo que en las ciencias físicas o naturales, da origen a dificultades especiales en la tarea de alcanzar objetividad, pero también dota al científico social con una clase de datos no disponibles para el estudio de las ciencias físicas. Conociendo estas definiciones podemos decir que la economía es una ciencia porque usa la metodología científica (método científico) para poder llegar a sus resultados y conclusiones. La metodología es una palabra que designa la investigación de los conceptos, teorías y principios básicos de razonamiento de un determinado objeto de estudio. La metodología de la Economía, es la aplicación a la Economía de la filosofía de la ciencia en general.

La Economía se dedica al estudio del comportamiento humano y, por tanto, menciona como causas de las cosas a las razones y motivos que mueven a los agentes humanos. Logra proporcionar teorías deductivas rigurosas sobre las acciones humanas. En general estas teorías son mezclas de dos elementos: en parte un “lenguaje” ideado para promover “métodos de razonar sistemáticos y organizados” y, en parte, un cuerpo de hipótesis sustantivas diseñadas para abstraer los rasgos esenciales de una realidad compleja.

Es una teoría similar a otras ciencias como por ejemplo las de la naturaleza, (pero con algunos rasgos diferenciadores), ya que todas utilizan la metodología científica que consiste en la construcción de modelos teóricos basados en supuestos e hipótesis con la ayuda de las reglas de la lógica deductiva, para deducir implicaciones o conclusiones. Éstas pueden ser contrastadas con los hechos del mundo real, y lo más importante, pueden ser falseadas, y esto es lo que diferencia a las investigaciones científicas de las que no lo son. Una hipótesis es importante si explica mucho a través de poco; si abstrae los elementos comunes y cruciales de todas las circunstancias complejas y detalladas que rodean al fenómeno que se quiere explicar y permite predicciones válidas sobre ellas.

Algunos de los rasgos diferenciadores de las ciencias sociales con las ciencias naturales son que: las ciencias naturales son principalmente inductivas, es decir obtienen conclusiones a partir de experimentos. Estos experimentos pueden ser controlados, realizados en un laboratorio, aislados de variables que no nos interesen o nos molesten. En cambio, para las ciencias sociales esta metodología no es posible. Normalmente nos encontramos con fenómenos que no podemos controlar ni aislar, no podemos experimentar lo relativo a esta ciencia dentro de un laboratorio. Lo anterior podemos ejemplificarlo del siguiente modo: un problema que estudia la economía sería ¿Por qué disminuyó la venta de un producto determinado? Será porque los posibles compradores no tienen dinero, ya no les interesa el producto, se vende en un lugar inapropiado, ha disminuido su salario, etc... Hay muchas variables que deben ser estudiadas pero ninguna de ellas puede ser estudiada dentro de un laboratorio. Esta incapacidad de realizar experimentos no es un obstáculo para verificar hipótesis por medio del éxito de sus predicciones, ya que la evidencia recogida por la experiencia es abundante y frecuentemente tan conclusiva como la arrojada por los experimentos artificiales.

Debido a que los problemas económicos no se pueden estudiar en un laboratorio, el método utilizado en la economía, como en la mayoría de las ciencias sociales, es principalmente deductivo. Conceptos como oferta, demanda, precio, desempleo son definidos y a partir de allí empieza la reflexión y el estudio. Por supuesto, no todo es pura deducción. Es posible también hacer algunos experimentos, pero no dentro de laboratorios como lo hacen las ciencias naturales, para esto, la economía recurre a la ayuda de otras disciplinas, como por ejemplo la estadística. A pesar de estas diferencias entre las ciencias, la economía sigue siendo una ciencia, específicamente una ciencia social, es consecuencia de observar el comportamiento humano.

Utiliza el método científico experimental, en algunas ocasiones el método inductivo y principalmente el deductivo: Observación, medición, descripción, formulación de hipótesis, construcción de modelos y de una teoría consistente, válida o con sentido, que pueda ser contrastada y falseada, principalmente, por la realidad.

A pesar de que la economía no es una ciencia exacta, y por consiguiente, no son suficientes las demostraciones lógicas o matemáticas para aceptar que sus postulados se verifican en la realidad o son comprobables. En la teoría económica hay diversos pensamientos complejos, fundamentos alternativos y disímiles, ideas sobre la articulación entre lo social, lo político y lo económico. Por esto que hoy en día muchos economistas reciben críticas por formular propuestas que parecen tener un carácter dogmático, ya que enuncian sus conclusiones o ideas como si fueran leyes universales, sin tomar en cuenta que hay muchas variables que pueden afectar y contradecir sus planteamientos. Estas críticas vienen generalmente de científicos de otras ramas, como filósofos o investigadores epistemológicos, pero también desde economistas.

Para concluir la economía es una ciencia social, no exacta, que debe presentar sus teorías e ideas no como dogmas sino como simplemente como teorías con el estímulo a discutirlas y mejorarlas.

Bibliografía:

* Friedman, M. “La Metodología de la Economía Positiva”, LS.

* Popper, K. “La Ciencia: Conjeturas y Refutaciones” (páginas 57-87).

* www.wikipedia.com

Please be aware that the free essay that you were just reading was not written by us. This essay, and all of the others available to view on the website, were provided to us by students in exchange for services that we offer. This relationship helps our students to get an even better deal while also contributing to the biggest free essay resource in the UK!