Familia y Escuela

Familia y Escuela

La discusión acerca de el papel que han de desempeñar las familias en el sistema educativo y su participación en las prácticas desarrolladas en el mismo, es muy esencial para aclarar los nuevos mapas de poderes en educación.

Lo cierto es que están planeándose modelos de organización y de comunicación entre familiares y sistema escolar, entre adres y profesores, que implican revisiones profundas de los modos de funcionamiento establecidos en las organizaciones educativas y un cambio importante en los supuestos que legitiman en la intervención de las mismas.

La fuerza con la que resurgen el papel de los padres más de la crisis de los sistemas educativos más desarrollados es una manifestación más de la crisis de la manifestación a la que han colaborado esos sistemas, al tiempo que se aprecia como un posible recurso de democratización basada en la participación. Un estado democrático tiene que reconocer como afirma Gutman(1987) que la autoridad en educación debe ser compartida entre padres ciudadanos en general y profesionales de la educación. La implantación de estrategias para compartirla capacidad de tomar decisiones en el sistema escolar vendrá a colisionar de este modo con el movimiento emergente que reivindica la autonomía de los profesionales de la educación.

En definitiva , la proclamación de la necesidad de que los padres participen y contribuyan a definir, desarrollar y evaluar de modos diversos el proyecto educativo en el que se educan sus hijos puede tener una doble explicación:

a) por un lado implica el reconocimiento de la impotencia del sistema escolar por sí solo para generar los frutos que prometeo lograr los fines que se le han adjudicado.

b) Por otro lado , la llamada participación de los padre supone un reconocimiento de falta de seguridad y de legitimidad en las escuelas , en los aparatos administrativos, organizativos, profesionales y de expertos que la conforman, para definir el proyecto educativo que, hasta ahora, ellas solas proyectaban en cascada para sus beneficiados.

Hoy en muchos países , la participación de los padres en los centros escolares aparece estimulada por los gobiernos como una nueva forma de legitimación (Beattie,1985, pag 229), en un contexto en que se esta redefiniendo y clarificando nuevas formas de control en la educación

Un fenómeno que tiene lugar como consecuencia del cambio de funciones y de papel de los gobiernos en la organización y gestión de los sistemas escolares, debido a los procesos de centralización y de liberalización que dispersan la autoridad dentro del sistema aunque también tiene que ver con la deslegitimación del papel de los estados en la socialización de los ciudadanos y en la difusión de un proyecto cultural a través de la escuela.

Todo ello en un etapa en que la educación se ve sometida, a su vez a demandas contradictorias y a una revisión de fines en proceso de reforma permanente para adaptarse a procesos de cambio que no sabemos con certeza a donde nos conducen, lo que genera una importante inseguridad y desconcierto.

Es conveniente detenerse un poco en recordar de donde venimos para saber mejor a donde algunos nos quieren llevar, cuando acusan a las escuelas (sobre todo a las publicas ) de legitimidad, de voracidad de funciones o de querer desarrollar estas con autonomía, sin querer ser conscientes del contexto que ha conducido a la situación actual.

Transferidas muchas de las funciones de los padres a otras instancias de socialización, fundamentalmente a las escuelas, la familia se repliega sobre la red de relaciones afectivas, al tiempo que las escuelas pasaron a ser espacios públicos para el ejercicio de una forma de vida privada no-familiar por parte de los estudiantes. El equilibrio entre lo público y privado de nuestras vidas esta decisivamente marcado por el nuevo reparto de competencias entre familia y escuela que ha tenido lugar en el proceso de modernización y de cambio social que llevó consigo la escolarización universal.

Si por ejemplo, dicen Aries y Duby (1989), los padres son ahora más permisivos, en parte se debe a que ya no tienen mucho que imponer a sus hijos, dado que el aprendizaje de la vida en sociedades ha delegado en la escuela, en los iguales y en diferentes redes de comunicación. Al no controlar los padres, el tiempo de los hijos , tampoco controlan tanto su vida.

Con la transferencia de funciones educativas a la escuela, el niño experimenta en la vida pública colegial su formación y preparación para la vida, generándose para los escolares un espacio privado entro de un espacio público escolar, fuera del control directo de la familia. Espacio de socialización que ha tenido como consecuencia, en cierto sentido, la emancipación de los jóvenes de las redes familiares, que no siempre han sido positivas, y cálidas como “las buenas familias ”tienden a hacer crecer. Un espacio que ahora será dominado por las reglas de la institución escolar, por el curriculum, por los profesores y por los iguales.

La liberación que ofrece el espacio escolar a los alumnos es un pequeño paraguas para el ejercicio de la privacidad, una pequeña contribución de la escuela a la dotación de contenidos al sentido de la libertad de los modernos, como reconocimiento de un área reservada en la que no cabe inmiscuirse, fuera del -imerium paternale-. Kant decía “nadie puede obligarme a ser feliz a su modo” en contraposición al concepto de libertad de los antiguos , cuyo rasgo fundamental era la posibilidad de participación política(Ballesteros 1990) Un germen de libertad que esta en la base del individualismo moderno, del que se nutren deshechos como el de la libertad de pensamientos, la inviolabilidad de la vida privada etc. La escuela ayudaba en esa dirección respecto de la familia, aunque después se haya luchado y se precise seguir haciéndolo para limitar el imperio scholae.

Los padres no podrán ya tener un derecho natural ilimitado sobre sus hijos ni el marco del pensamiento aceptado(como muestra el derecho) ni en la realidad de la vida social.

En el recorrido de los individuos por la escolaridad, la escuela irá también soltando amarras y el alumnos irá adquiriendo progresivamente, más independencia dentro de ella. En la transición de la enseñanza primaria a la secundaria , las fronteras entre las paredes del colegio y la calle se relajan , los hábitos relacionados con la vida privada del estudiante encuentran más permisividad y tolerancia en los centros escolares, comportamientos como las “relaciones amistosas” , que tal vez estuviesen más controladas en el ambiente familiar.

Los padres han perdido “destrezas como tales”. La historia de la escolarización corre pareja a la de la “des-familiarización” y a la emancipación de la infancia y de la juventud. A través de la escuela ,el estado o la comunidad asume funciones que tenían agencias primarias de socialización.

El caso extremo de desconfianza de los padres hacia la escuela lo muestra el movimiento de la escolarización en casa , cuando las familias asumen en el hogar las funciones de los profesores por que ya no identifican educación con escolaridad(Bendell,1994,Mayberry,(1995),Van Galen y Pitman, 1991)

Aunque el origen de esa actitud hacia la escuela sea en muchos casos la desconfianza por la educación religiosa, también están presentes otras motivaciones de orden pedagógico y cultural. Los padres, algunos padres no es que vean a la escuela como competidora ilegítima de sus prerrogativas familiares, sino que empiezan a percibirla como ineficiente, desconfiando que pueda producirse una regeneración sustancial desde dentro.

La invasión de la vida familiar por el trabajo escolar provoca, incluso, la transgresión de fronteras. La acción de la escuela no se contiene en sus muros y en sus tiempo , sino que se prolonga en el espacio-tiempo extraescolar es decir en el familiar, rellenando este con las demandas escolares(deberes, suplencia de recursos llamada a los padres a colaborar, etc.)Los padres perciben a sus hijos en tanto que escolares , de acuerdo con los moldes de pensamiento que sugiere la escuela.

Definitivamente ser profesor no es algo que se pueda ejercer al margen de la condición de miembro de una sociedad o de una cultura, eso implica comprender (para compartir, rechazar y discrepar)rasgos de conducta pensamientos aspiraciones y expectativas con los padres de suerte que estos de forma natural entienden algo sobre lo que es ser profesor y lo que este hace. Cuando se enseña o se comunica algo a alguien, cuando se controla a un alumno cuando se le dirige a gobernar a un grupo o cuando se dialoga con alguien en las aulas, esos esquemas de acción no son exclusivos del comportamiento humano solo en la educación escolar . Forman parte de un acervo cultural, y los diferentes miembros de una cultura los piensan compartir y practicar sin que sean profesores.

La funciones básicas de los profesores , en lo que al desarrollo de la enseñanza y de la educación se refiere , las pueden completar y hasta suplir la enseñanza y de la educación se refiere, las pueden completar y hasta suplir –sigamos creyendo que solo muy parcialmente- unos padres con cierta cultura o cualquier neófito en arte de enseñar, por que también ellos saben realizar esa práctica.

Desde la sociología profesional se dice que la función docente no es una auténtica profesión , sino una semiprofesión, porque la práctica que desarrolla esta reglamentada en buena medida desde fuera, aunque se la podría calificar así también en el sentido de que los roles que desempeña y las acciones en las que se manifiesta no son de dominio estrictamente exclusivo de los miembros de esa profesión , sino que se trata de habilidades o formas de saber hacer que son compartidos.

Como sugiere Larson (1973), las profesiones se caracterizan por disponer de un componente cognitivo formado por un cuerpo de conocimientos y de técnicas además de componentes éticos, un nivel de prestigio, grados de autonomía en su práctica, regulaciones laborales, etc.

La colaboración entre familias y escuelas o profesores es la fórmula para subsanar el estado al que nos ha conducido la evolución social , separando la vida familiar de otras esferas de socialización. Se trata de crear en torno a las escuelas las comunidades relacionadas por los lazos más directos y cálidos que acerquen a las personas en torno a proyectos que a todas ellas incumben , en sociedades en que las relaciones humanas se han empobrecido y en las que el ciudadano se pierde y deja de ver sentido a servicios que, como la educación tan directamente afectan en el presente y en el futuro.

En general se acepta que debe existir una aproximación entre padres (convertidos en colaboradores de la escuela)y profesores (colaboradores de la familia). Conviene disponer de espacios reglados para aclarar territorios dirimir los conflictos explícitos o larvados a que dan lugar estos equilibrios inestables de los que hablamos , pero lo importante realmente es la generación de una cultura real de colaboración en proyectos compartidos y superar las incomprensiones.

Crear un nosotros cuanto más amplio mejor en torno a las escuelas e implicarlas en la comunidad es un objetivo esencial para hacer de la educación una de las palancas de la democracia(Apple y Beane ,1977).

Las propuestas de que los padres se responsabilicen más de la educación de sus hijos son una forma de darle más legitimidad a la acción de las escuelas en momentos en que las insatisfacciones acerca de la educación son notorias.

Motivación escolar

El papel de la motivación en el logro del aprendizaje significativo se relaciona con la necesidad de inducir en el alumno el interés y esfuerzo necesarios, siendo labor del profesor ofrecer la dirección y guía pertinentes en cada situación.

Tono positivo

Hemos de valorar de manera más intensa sus virtudes y no resaltar tanto sus defectos. Resulta mucho más motivador y hace más efecto alentar la virtud contraria que reprender al mal hábito. De esta forma, conviene resaltar el valor de decir la verdad , que estaremos muy contentos si es sincero y confiaremos en el , que recriminarle y tacharle de mentiroso. Así se dará cuenta de que le hemos pillado de una mentira, pero como le queremos y confiamos en el esperamos que sea capaz de cambiar su conducta, con lo que crecerá su autoestima.

Al elogiarles en sus conductas reforzamos de alguna forma los pequeños logros alcanzados, de manera que el niño se motiva para seguir consiguiendo éxitos personales. Así se estimulan, agradecen y responden en forma más efectiva, corrigiéndoles incluso sus errores de conducta.

Motivación escolar

El papel de la motivación en el logro del aprendizaje significativo se relaciona con la necesidad de inducir en el alumno el interés y esfuerzo necesarios, siendo labor del profesor ofrecer la dirección y guía pertinentes en cada situación.

Educación de los valores

Todos los padres reconocen la importancia de enseñar a sus hijos a comportase bien , a inculcarles una serie de valores en los que apoyarse toda su vida. En esta primera edad, la base de la educación se centra en la adquisición y el aprendizaje de hábitos que deberá incorporar cada hijo a su vida diaria, haciéndolos suyos. Estos hábitos ya asimilados se convierten en valores, adquieren ese matiz de valor, de algo en sí mismo A lo largo de toda nuestra vida esos valores que vivimos se convierten en virtudes.

Los niños deben de crecer seguros de sí mismos, con sentido de justicia, de capacidad crítica y abiertos a los demás. Deben ser considerados y comprensivos con los que le rodean , sin necesidad de pisotear a nadie para obtener ventajas, ni abandonar la lucha ante las primeras dificultades. Han de vivir como personas libres y responsables en una sociedad en la que se necesita resurgir de valores como la generosidad, el compañerismo, el optimismo, la ayuda, la alegría, la disponibilidad y la responsabilidad.

Los niños deberían crecer como personas optimistas, entusiasmadas con la vida, capaces de ver la parte positiva de todas las situaciones cotidianas, olvidándose de sí mismos y volcándose en los demás para hacerlos felices, y así llegar a alcanzar la propia felicidad. En definitiva han de llegar a ser personas maduras, con personalidad bien formada, fuertes, pero humildes a la vez.

Como padres, debemos aprender a dedicarle tiempo a nuestros hijos y conocer los beneficios que obtendremos al hacerlo

Putas Educativas

La educación de los hijos es una tarea muy difícil, costosa que requiere de mucha paciencia, constancia y ganas por nuestra parte. Es y debe ser una tarea conjunta entre padres y colegio. Los padres como primeros educadores de nuestros hijos debemos concientizarnos y responsabilizarnos en esta tarea educativa, contando con la ayuda del colegio.

Resulta pues indispensable tener unos criterios o pautas de educación claros, es decir que quiero conseguir de mis hijos, que valores quiero fomentarles , qué es lo que se espera de ellos.

En estas edades preescolares se despierta la consciencia personal del propio yo, es decir comienzan a ser concientes de sus posibilidades y limitaciones, de lo que les cuesta más y lo que les cuesta menos. Por esto es bueno que nuestros hijos sepan que esperamos de ellos y a que no son capaces de llegar, para poder exigirles a cada uno en su propia medida. Esto se irá consiguiendo con nuestra constancia y cariño , intentando ir a la par de con el colegio en cuanto podamos transmitir y vivir.

Una vez que tenemos claros los criterios , viene la cuestión de cómo educar:

1.- En primer lugar , hay que dedicar tiempo exclusivamente para esto. No se educa mejor por la cantidad de horas de trato con los hijos sino por la calidad de las relaciones que establezcamos con ellos. Más vale poco y bien que mucho y mal .Los hijos necesitan que el tiempo que les podamos dedicar sea pleno y exclusivamente para ellos; sea al contarles un cuento, escucharles, jugar con ellos compartir horas de comidas, etc.

2.-También conviene tener en cuenta que no se debe perder los nervios . La jornada diaria se encuentra llena de tensiones, estrés, y prisas que nos hacen perder los nervios y agotar la paciencia, y lo suelen pagar los hijos. Ser tiernos y comprensivo no se opone ni a comportarse de una manera justan ni la riña con la conducta no indicada de los hijos no es la indicada.

3.-Por otro lado, las correcciones con amor valen más que una salida de tono. Educar con cariño pretende por un lado demostrarles a nuestros hijos que los queremos como muestras de afecto físico(abrazos y besos), pero también requiere reñirles si su conducta no es la correcta. Se trata , en definitiva de exigir a cada hijo, en la medida en que pueda, las metas u objetivos que nos hemos propuesto. Esto les ayudará y se sentirán estimulados para continuar con su buen comportamiento.

4,- Es muy importante educar positivamente, reforzando las buenas actitudes, alabando la parte positiva del comportamiento de nuestros hijos. Ellos necesitan saber que sus padres están satisfechos con ellos. Esto les ayudará y se sentirán estimulados para continuar con su buen comportamiento.

5.-En la medida de lo posible, hemos de adelantarnos y hacer a nuestros hijos obedientes, ordenados, sinceros, etcétera, antes de que puedan ser desobedientes, desordenados, mentirosos, etc.

6.-Es necesario hacerles comprender las cosas razonadamente, y no como una orden que han de acatar(aunque a veces , cuando son muy pequeños no se lo razonamos).

7.-El método de las amenazas funciona sola las primeras 2 o 3 veces. Luego el niño se acostumbre y no hace caso. La amenaza a largo plazo desprestigia la credibilidad de sus padres. Más vale castigar después de una conducta incorrecta, que amenazarle y no cumplirle la amenaza nunca.

8.-Cada hijo tiene un carácter, una personalidad y unas necesidades específicas. Por ello conviene tenerlo en cuenta para educar individualmente.

9.-Para corregir algo incorrecto no se necesita ridiculizar al niño. Esto no le aporta nada positivo y existe el peligro de que el niño se acompleje. Se debe corregir a solas, para que no se sienta humillado.

10.-La mejor forma de educar a nuestros hijos llega por el ejemplo. A los hijos se fijan en los padres más de lo que creemos, somos los modelos que imitan. Si ellos se ven luchar en nuestros defectos, lucharán por mejorar los suyos. De esta manera haremos personas responsables y libres capaces de afrontar cualquier obstáculo, con fortaleza y madurez.

Bilbliografía

Woolfolk E. Anita.(1999)”Psicología Educativa” Prentice Hall,México, pp.277-278

Regidor Ricardo.(2003)”Las capacidades del niño” Madrid España : Palabra, pp. 376-386

Lemus Luis Arturo (1969) “Pedagogía Temas Fundamentales”: Kapellusz. Argentina, pp.210-222

Barriga Acero Frida Díaz, Rojas Hernández Gerardo(1997), ”Estrategias Docentes Para un Aprendizaje Significativo” Mc Graw Hill, México, pp.53-60.

Papalia E.Diane, Olds Wendkos Sally (1999),”Desarrollo Humano” Mc Graw Hill, México,pp.163-183.

23) Sacristan, Gimeno J. (1999) “Familia y escuala; equilibrio inestable de funciones y poderes” en Poderes inestables en educación. Madrid; Morata, pp 265_291.

http://www2.ieu.edu.mx/online/file.php/576/lecturas/23.pdf

Please be aware that the free essay that you were just reading was not written by us. This essay, and all of the others available to view on the website, were provided to us by students in exchange for services that we offer. This relationship helps our students to get an even better deal while also contributing to the biggest free essay resource in the UK!