Artículos y reflexión personal.

PRACTICA 1: Lectura de artículos y reflexión personal.

El primero de los artículos que he leído es concretamente: Adell, J. (1997): “Tendencias en educación en la sociedad de las tecnologías de la información”, Edutec. Revista electrónica de tecnología educativa, 7.

Aquí Adell, nos da una visión de cómo han evolucionado a lo largo de la historia las nuevas tecnologías de la información y del impacto que este hecho ha tenido en nuestras vidas.

En relación a esta influencia, trata el tema de cómo esas tecnologías de la información y comunicación afectan al ámbito educativo y cómo los docentes se ven a enfrentar a este hecho.A este respecto Adell va a tener en cuenta una serie de puntos que son:

· Evolución de las tecnologías de la información y la comunicación. Nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

· Algunas repercusiones de las nuevas tecnologías que están centradas en la educación y los cambios que se están produciendo.

· Trata cómo es el ritmo del cambio y del aprendizaje a lo largo de la vida.

· Cómo son los nuevos entornos de E-A.

· Nuevos roles que asumen las instituciones educativas, así como los docentes y discentes.

· Cómo son los nuevos materiales de E-A.

El segundo artículo es: Tesouro, M. y Puiggalí, J. (2004): “Beneficios de la utilización del ordenador en el aprendizaje: Un diseño experimental”. Edutec. Revista electrónica de tecnología educativa, 17.

En este artículo nos están mostrando una experiencia educativa hecha con alumnos/as de tercero de ESO de diferentes centros educativos, de niveles socioeconómicos medio-bajos, y de cómo el uso de las nuevas tecnologías, concretamente programas informáticos, han mejorado sus aprendizajes.

En este artículo también concluyen que estos programas usados en los niños/as escogidos para la experiencia con resultados positivos, también se pueden utilizar con niños/as de educación especial, ya que concretamente las explicaciones del programa a los posibles errores que cometan los alumnos/as los pueden revisar todas las veces que quieran, cosa que no ocurre con el maestro/a y además con el ordenador siempre hay un modo homogéneo para optimizar los aprendizajes, cosa que tampoco ocurre con el maestro/a. obviamente porque es una persona.

Al hilo de esta segunda lectura, yo me hago la siguiente pregunta, ¿corremos el riesgo de que la educación se vuelva demasiado impersonal?

Yo estoy de acuerdo por supuesto con el uso de las tecnologías, además que en el segundo artículo nos dice “que hay muchos estudios que han demostrado que con los diferentes programas informáticos didácticos que existen se puede mejorar y mucho la calidad de los aprendizajes, a demás de la motivación de los alumnos/as para aprender, porque pueden poner en práctica diferentes proceso cognitivos importantes para sus aprendizajes”, pero también pienso que aunque el maestro/a no siempre trabaje de la misma forma, no es algo negativo, todo lo contrario, me parece positivo, porque así podrá adaptarse a las necesidades concretas de cada alumno/a, máxime cuando se trata de alumnos/as con necesidades educativas especiales, cosa que quizás desde mi punto de vista, si el ordenador nos da un modo homogéneo, no pasará.

Luego también está el tema del trato personalizado y humano, que una pantalla de ordenador no me da. Pienso en cualquier caso que hay que usar las nuevas tecnologías pero que en ningún caso debería desaparecer la figura del maestro/a , quién debe estar al lado, para apoyar a la tecnología, o más bien, la tecnología como recurso al servicio de los alumnos/as y del maestro/a, para apoyar esto.

Esto me hace enlazar directamente con que, a partir de lo leído en el primer artículo, cómo deberían ser esos maestros, nos habla en el artículo de los nuevos roles, tanto para los docentes como para los alumnos.

Desde mi punto de vista los maestros/as deben ser personas muy comprometidas con la educación, exactamente igual que si no hubiera nuevas tecnologías, deben ser profesionales, dispuestos a cambiar siempre que sea necesario, y obviamente ahora lo es, y además ser capaces de adaptarse a todas y cada una de las necesidades que puedan demandar los alumnos/as.

En el artículo uno, Adell, nos dice que “ahora el docente pasará de ser la única fuente de información a ser más bien un guía o consejero, que enseñe sobre fuentes apropiadas de información, además de creador de destrezas de búsqueda, selección y tratamiento de la información”. Esto es lo que, de todo, que me parece más importante, la formación del profesorado en este sentido.

Para ello debería conocer muy bien lo que hay y cómo se utilizan las nuevas tecnologías de la información, no solo formándose en cursos y demás, si no preocupándose de forma autónoma de seguir siempre estudiando sobre el tema, será la única forma en la que pueda ser ese guía o consejero para sus alumnos/as, siempre comprometido y trabajando de forma activa, todo lo contrario de lo que en muchos casos, desgraciadamente sucede.

En este sentido, ¿estamos preparados para esto? O más bien ¿están preparados los decentes que actualmente ejercen para estos cambios, en la forma de trabajar y entender la educación?

Yo creo que no, en el caso de la primera pregunta, sí, es decir, nosotros como futuros profesionales de la enseñanza, quizás sí en la mayoría de los casos, ya que además estamos aprendiendo sobre el tema, y sabemos lo importante que son las nuevas tecnologías y lo mucho que pueden influir en los aprendizajes de nuestros futuros alumnos/as, además de ser una fuente motivante de aprendizaje.

Pero ¿y los que ya ejercen? Supongo que habrá de todo, obviamente, pero pienso que un sector amplio de estos profesionales no van a estar dispuestos al cambio, quizás porque se hayan acomodado un poco o quizás porque no existen suficientes recursos, o aunque existan recursos, no saben muy bien cómo acceder a ellos fácilmente.

Quizás el desarrollo de las nuevas tecnologías, dado que ha sido un cambio tan rápido y se ha instalado en nuestras vidas de manera tan sutil, ellos no han sabido cómo reaccionar, digamos que les ha cogido muy por sorpresa, sobre todo si nos centramos en docentes ya un poco mayores.

Al respecto de esto, Adell, también nos menciona en el artículo que “a lo largo de los siglos se ha visto que en las instituciones educativas, se han consolidado ya una serie de formas de hacer las cosas que son difíciles de cambiar a corto plazo”. Desde mi punto de vista esto enlaza con lo que estoy comentando respecto de los docentes. Para que se den los cambios necesarios en las escuelas, antes pienso que tienen que cambiar las personas, es decir, los protagonistas de esa educación, por tanto no solo se tiene que dar un cambio en cuanto a la formación del profesorado, o que se facilite a los docentes esa formación, casi más importante que todo esto me parece, enlazando así con el tema uno del temario, se tiene que dar un cambio a nivel psicológico en los docentes, ellos tienen que estar dispuestos al cambio de forma personal, individualizada, si no es así, desde mi punto de vista, este cambio no se dará.

Es decir, si los docentes no estamos dispuesto a aprender y asumir que la educación, o más bien la manera en que se transmiten los aprendizajes, está cambiando y ahora hay que trabajar más, ya que hay que aprender y estar al tanto siempre (aprendizaje a lo largo de la vida y docente mucho más activo que no anclado cómodamente en una misma posición y pensando que no tiene que aprender nada más) los cambios, que son tan importantes que se den, no se darán.

Aparte de este ámbito psicológico de la persona, pienso, que los poderes públicos debieran facilitar el acceso a la formación, de manera mucho más evidente.

Por supuesto, repito que no digo que sea así en todos los casos, pero sí quizás en una parte importante del profesorado.

Siguiendo en esta línea, pensando en el papel tan importante que tiene la escuela en todo este proceso de evolución de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, también nos comenta Adell que “los medios electrónicos en masa, han transformado nuestra forma de percibir la realidad, y entre sus efectos, tenemos el de la disminución de la atención y que la escuela no nos prepara para esto”.

Es evidente, ya que tal como he comentado antes no hay tanta formación para el profesorado, protagonista de la escuela, quizás los poderes públicos debieran preocuparse más por hacer posible esta formación.

Otra parte importante acerca de lo que me gustaría hacer una pequeña reflexión y ya un poco al margen de lo que es la escuela, aunque por supuesto relacionado con ella, es referente a lo que de nuevo Adell nos dice en su artículo referente a “la manipulación de la realidad, por parte de quienes controlan los medios electrónicos y sus intereses”.

En este sentido me parece de vital importancia que nos volvamos muy críticos con la información de nos llegue, pienso que debemos siempre contrastar la información con otras fuentes, ya que esto es una de las múltiples ventajas que tienen las nuevas tecnologías, la gran cantidad de información recibida, que al igual que una ventaja puede ser un riesgo, pero si lo tratamos en el plano de algo ventajoso, no debemos quedarnos con lo primero que veamos, debemos seguir indagando hasta encontrar lo que realmente sea interesante, para no correr el riesgo de ser manipulados.

Por último me gustaría hacer referencia a, referente a la formación a lo largo de toda la vida. Adell, nos dice en su artículo, referente a esto, que “debido a la introducción de las nuevas tecnologías en nuestras vidas, hay empleos que pueden perderse, y otros que pueden crearse, incluso algunos que no sepamos, y como esas personas que pierden el empleo, quizás tengan que formarse para adaptarse a las nuevas necesidades, pero que al mismo tiempo, se corre el riesgo de que quizás haya personas que no puedan pagar el coste de esa formación, con lo que se corre el riesgo de que haya dos nuevas clase sociales los “inforicos” y los “infopobres”, y que los poderes públicos deben estar al tanto de esto”.

Esto que tiene mucho que ver con el tema uno del temario, me parece súper importante. La información debe ser accesible a todo el mundo, a quien pueda pagarla y a quien no, todos tenemos derecho a ella, y pienso que si esta información está en manos de iniciativas privadas podrá suceder lo que nos comenta Adell en el artículo, que se produzcan nuevas formas de discriminación.

Desde mi punto de vista, los poderes públicos deben facilitar esa información a todos por igual y velar por que esto se cumpla.

No sé si realmente esto ya está ocurriendo o no, pero me parece que en muchos casos los políticos están muchos más preocupados por cómo conseguir votos que por lo realmente importante, la prueba la tenemos en cómo, casi siempre cada vez que hay un cambio de gobierno, y vuelvo a enlazar con el tema de la escuela, se producen cambios en las leyes de educación.

Muchas veces el hecho de que quieran realizar propaganda política, hace que se olviden de las necesidades reales, por ejemplo en lo referente al tema de las nuevas tecnologías.

Si ahora lo importante es dotar de nuevas tecnologías a los centros, porque seguro así conseguirán votos futuros, pues se dota, pero se olvidan de la desinformación que hay y en este caso quizás no lo estemos haciendo muy bien, parece que estemos construyendo la casa por el tejado, dotamos de tecnología, pero no estamos preparados, y si nosotros no estamos preparados, como vamos a preparar a las nuevas generaciones, que si que parecen estar mucho más preparados en el manejo, pero no en la discriminación de lo que realmente es bueno de lo que no lo es, y entonces ¿qué pasará?.

En fin pienso positivamente y creo que finalmente nos adaptaremos, quizás unos mejor que otros, pero tal vez con el tiempo, podemos educar bien a nuestros alumnos/as, con el uso de estas nuevas tecnologías, aunque también pienso que esto no ha hecho más que empezar y que hasta que lleguemos a ese punto, habremos de trabajar mucho, para lo cual debemos estar dispuestos, y también deberá pasar tiempo.

En conclusión diré que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, tienen sus partes positivas y negativas, que es importante que debamos aprender a discriminar esas partes, pero a pesar de todo me parecen muy importantes y un recurso moderno indispensable para la educación de nuestros alumnos/as, ya que ofrecen un sin fin de posibilidades. Claro que debemos formarnos mucho para poder incluirlo de manera positiva en nuestras aulas, una formación que debe darse a lo largo de la vida y que debemos estar dispuestos a ello.

Please be aware that the free essay that you were just reading was not written by us. This essay, and all of the others available to view on the website, were provided to us by students in exchange for services that we offer. This relationship helps our students to get an even better deal while also contributing to the biggest free essay resource in the UK!