Carmen Medina Payán.

TAREA 1: REFLEXIÓN PERSONAL

ALUMNO: Mª Carmen Medina Payán. 3º EE 1.

Los artículos que he elegido para hacer el informe son los siguientes: “El impacto de la sociedad de la información en el mundo educativo” y “Los medios de enseñanza: clasificación, selección y ampliación”.

De todos es sabido que las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, traen consigo una serie de “efectos” y cambios en la sociedad, y más concretamente, como se expone en uno de los artículos, conlleva unos cambios en el Sistema Educativo.

Sin duda las TIC ofrecen una gran cantidad de instrumentos y recursos a utilizar en la educación y, para que su efectividad sea palpable, tiene que estar en manos de unos profesionales que les den el uso adecuado, basándose en los contextos educativos donde se decidan emplea, lo que supone que adquieran unos “nuevos conocimientos y competencias”, además de una “formación didáctico-tecnológica”, que le permita sacar todo el partido posible a esos recursos. Para poder emplearlos en la educación, la formación en ellos, pienso que ha de ser algo obligado.

El término “alfabetización digital” del que tanto se habla en uno de los artículos dirigiéndose primordialmente a los niños, debería estar enfocada también a los profesionales de la educación y, por supuesto, a los padres. El porqué de esa alfabetización generalizada radica en que si el entorno que rodea al niño tiene una base de conocimientos y competencias con respecto a las TIC, el desenvolvimiento de éste con ellas sea más efectivo. Al hilo de esta idea, creo que el problema no radica en que se supere un analfabetismo digital, ya que la mayoría de los niños, hoy por hoy, no es que no sepan hacer usos de las TIC, de hecho en muchísimas ocasiones vemos como el desarrollo que tiene a diario con ellas, supera, en ocasiones, el uso que un adulto cualquiera puede hacer de ellas. Entonces, ¿dónde está el problema? El problema está en el para qué las usan y en el cómo las usan. De hecho datos recogidos en un estudio sobre “las TIC en los hogares españoles” del Observatorio de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de red.es (septiembre 2007) informa que más de 22 millones de ciudadanos de más de 10 años aceden a la Red como algo habitual y, que los usuarios más frecuentes son jóvenes de 16 a 24 años. Por lo que ¿realmente el problema está en la “alfabetización digital” o en el uso de las TICs?

Es obvio que el uso que se les da a estas nuevas tecnologías por parte de los jóvenes está más enfocado al ocio que al estudio, como demuestra la Comisión Europea (2007) en el Eurobaremómetro, el cual indica que el 58% de los jóvenes españoles entre14 y 18 años juega habitualmente a videojuegos. Con lo anterior quiero reflejar que la mayoría de los niños saben usar las TIC, pero la clave está enfocar ese uso a fines educativos, sin olvidar los lúdicos. Como ejemplo a este “mal uso”, se puede observar lo que sucede cuando a un alumno se le pide una actividad utilizando internet como medio de información, que se demuestra, en muchas ocasiones, que no saben cómo utilizarlo, limitándose a tomar contenido indistintamente de internet y pegarlo en una archivo. Por lo que pienso que es primordial la formación del Sistema Educativo en las TICs.

Esta formación o preparación para adoptar las nuevas tecnologías en los centros escolares, hace que cada profesor, como he mencionado anteriormente, partiendo del curriculum y del contexto en el que está, vea como introducirlas. Ni que decir tiene que las nuevas tecnologías son solo un medio o un recurso más, sin duda muy potente, pero que, por sí solas y sin una aplicación didáctica organizada, adaptada y coherente, no favorecen al alumno en su proceso de enseñanza y aprendizaje. Debido a esto, me parece interesante resaltar la visión de los medios desde la perspectiva didáctica la cual conduce a Cabrero (1998) a realizar un conjunto de afirmaciones, que resumen claramente su naturaleza y su función dentro de las aulas. A continuación presento una síntesis de ellas:

* Cualquier tipo de medio es simplemente un recurso didáctico que ha de ser utilizado de manera justificada dentro del proceso formativo que se lleve a cabo.

* El aprendizaje no se encuentra en función del medio, sino en las estrategias y técnicas didácticas que se apliquen sobre él.

* El profesor es el elemento más significativo para concretar en medio dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje.

* Hay que plantear para quién se va a utilizar, como se va a hacer y que se pretende con él.

* El medio funciona en un contexto, y no en la nada, por lo que éste se vará influenciado por el contexto, a la vez que el contexto también influirá en él.

* El alumno es un procesador activo y consciente de la información mediada que le es presentada, por lo que con sus habilidades y actitudes cognitivas establecerá la posible influencia del medio.

* Los medios por sí solos no provocan cabios significativos ni en la educación, ni en los procesos de enseñanza- aprendizaje.

* No existe el “supermedio”.

Con todo lo anterior y centrando la atención en el profesorado, es necesario la hora de decidir utilizar un medio u otro para introducirlo dentro de la programación, partir de una serie puntos (Bravo, 2004):

· “Conocer los medios y ser capaces de interpretar y manejar sus códigos de comunicación”.

· “Saber utilizarlos y ser capaz de elaborarlos con el dominio de la técnica específica para su elaboración”.

· “Saber aplicarlos a la situación de aprendizaje”.

Partiendo de todo lo anterior, me pregunto si realmente los profesores están preparados para afrontar estas nuevas tecnologías con la responsabilidad que ello conlleva y, quizás lo más preocupante es que, estén preparados o no, en muchos colegios ya se han introducido, independientemente de que el profesional que ha de guiar la formación del alumno, tenga o no idea de utilízalos, y lo que aun es más difícil, de utilizarlos adecuadamente. Por lo que creo que esta situación no favorece en absoluto el proceso de enseñanza y aprendizaje y, partiendo de todo la anterior, en este caso se vería un claro ejemplo de que por mucho que se quiera utilizar nuevas tecnologías como recurso educativo, aquí podría poner en duda si realmente esto sería un recurso adecuado ya que no favorecería el aprendizaje.

Ejemplificando lo anterior, me gustaría hacer referencia al debate que se propuso en clase, en el cual se hablo del tema de los ordenadores portátiles para quinto y sexto de Primaria. En él, muchos compañeros exponía la inutilidad este recurso en determinados contextos, ya que los alumnos no le pueden sacar el partido que podrían sacar, si el uso que se le diese estuviera planificado por el profesor. Dado esto, los alumnos se limitan a utilizarlo como cualquier ordenador que tiene en casa o simplemente pasero diariamente del colegio a casa, sin encenderlo la mayoría de los días en la semana. Entonces ¿qué funcionalidad tiene esta dotación de portátiles a los alumnos si su uso, en la mayoría de las ocasiones, no es el adecuado?, ¿se puede considerar un medio o recurso educativo algo que simplemente ocupa un sitio en la maleta?, ¿ no les está siendo de más utilidad la mochila verde que les dan en vez del ordenador?. En conclusión creo que es irresponsable derrochar un recurso tan versátil, por lo que aún sabiendo la gran tarea y esfuerzo que supone a la mayoría de los profesionales de la educación formarse en las TICs, creo que es algo obligado en estos momentos o ¿a caso un maestro no debe adaptarse a la diversidad y al contento en el que está inmerso o del que forma parte?

Con referencia a los medios cada profesional debe elegir en base a su programación qué medio le resulta más oportuno. De hecho estoy de acuerdo con Ramizowki en que hay que considerar “que los criterios de selección de un determinado medios didáctico deben partir de los contenidos que se sedean transmitir y de las características específicas de cada uno de los medios disponibles”. Referente a lo anterior, de todos es sabido que en los centros escolares hay unos medios determinados y que no por ello, estamos obligados a utilizarlos y hacer de ellos un uso irresponsable. Por lo que pienso que antes de utilizar, por ejemplo, una pizarra digital (PD), debemos saber manejarla completamente, sacarle todo el partido posible y no limitarse, a escribir en ella como si de una simple pizarra tradicional se tratase. Ante esto, puede que una simple pizarra tradicional sea más útil que una digital, ya que sí se le proporcionaría el trato de medio o recurso que favorece y apoya el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Hay que considerarle especial importancia a la gran cantidad de medios y recursos innovadores y tecnológicos de los que hoy se disponen. Yo misma, tras la lectura de ambos artículos, me sorprendo de la gran ventaja que tiene las PD y el gran apoyo que supone su utilización en el entorno de aula (siempre y cuando esa utilización este planificada y no improvisada), la gran cantidad de tareas que con ella se puede desempeñar y lo motivante que ha de resultar su uso para los alumnos. Por lo que, aunque a lo largo del informe me haya permitido cuestionar, en cierta medida, la utilización de los recursos informáticos, he de aclarar que ese cuestionamiento siempre ha ido unido a un mal uso de éstos. Por su puesto creo que disponemos de una gran cantidad de material que en manos de unos profesionales cualificados para sacar de ellos toda su funcionalidad, si los podemos convertir en “supermedios” dentro de nuestra aula, lo que no quiere decir que lo sean fuera de ellas.

Como último punto a destacar dentro de este informe, el papel que juegan los padres dentro de esta sociedad de la información y la comunicación, también es fundamental. De hecho, muchos de ellos apenas saben las posibilidades de comunicación que tiene con el centro o el tutor mediante las TICs, ya que hoy, la mayoría de los colegios disponen de páginas web en las que hay mucha información que les puede resultar interesante, además de ver información en lo que concierne a sus hijos, desde faltas de asistencias, pasando por ver fechas de exámenes, ver horarios de tutorías, sacar materiales para trabajar en casa o incluso comunicarse con el tutor mediante correo electrónico. En este punto, me gustara mencionar una de las plataformas que vimos en una de las asignaturas del pasado cuatrimestre la cual me pareció interesante desde el punto de vista de los padres, es la plataforma Passen, (https://www.juntadeandalucia.es/educacion/pasen/) la cual permite la integración de la familias en los centros escolares y el acceso a éstas a determinadas herramientas de comunicación.

Con lo anterior y en conclusión, la idea que quiero resaltar es que no basta con la “alfabetización digita” de los escolares, sino pienso que si su entorno más inmediato, primeramente, no está alfabetizado, se contribuirá a que el uso que el niño haga de las nuevas tecnologías no sea óptimo, y sólo se limite a utilizarla en lo referente al ocio, algo que sin duda también es importantísimo controlar y enseñarles a manejar. Si queremos que los alumnos hagan un buen uso de las TICs, no tenemos más que “predicar con el ejemplo” e ir adaptándonos y, en medida de los posible “especializarnos” en las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Please be aware that the free essay that you were just reading was not written by us. This essay, and all of the others available to view on the website, were provided to us by students in exchange for services that we offer. This relationship helps our students to get an even better deal while also contributing to the biggest free essay resource in the UK!