Modelo del Trígono Interdisciplinar

INFORME Y ANÁLISIS DE LA ORIENTACIÓN Y GESTIÓN DE LOS TUTORES DEL DEBATE EN EL CHAT.

Modelo del Trígono Interdisciplinar

Según este modelo existen tres perspectivas: lingüística, instruccional y social, que actúan simultáneamente en el aprendizaje colaborativo mediante el chat, de forma que cualquier actuación enmarcada en una de las disciplinas repercute en las otras. Es decir, la acción de cada participante en el chat posee un triple significado y efecto.

Para el análisis de esta sesión, tendré en cuenta los rasgos característicos de las tres perspectivas mencionadas.

Rasgos instruccionales,

Premisa: la instrucción es proceso intencional y sistemático dirigido a proveer experiencias educativas en el marco de una situación institucionalizada. Interviene el profesorado, los estudiantes como individuos o como miembros de un grupo, y un contexto, intentando responder a tres preguntas ¿Hacia donde vamos?, ¿Cómo llegaremos hasta allí? ¿ Cómo sabremos que hemos llegado?

Siguiendo el esquema evaluativo de Tancredi para valorara este Chat desde el punto de vista del aprendizaje colaborativo, la contestación a las preguntas siguientes relacionadas con los rasgos instruccionales serían todas positivas:

1. Existen indicios de que la sesión desarrolla al menos un objetivo o intención instruccional

2. Se aplica el tópico asociado al/los objetivos o intenciones instruccionales.

3. Existen indicios de empleo de al menos alguna de las técnicas instruccionales pertinentes o de otra que cumpla los requerimientos (Discusión o Debate)

4. Existen indicios de la aplicación durante o después de la sesión de alguna técnica de evaluación.

El chat se encuentra mediado por un equipo de tutores dentro de un Plan formativo y responde al objetivo intencional de crear un debate en torno a las ventajas e inconvenientes desde el punto de vista formativo de diferentes medios de comunicación en la enseñanza e-learning: Foro, correo electrónico y chat.

La sesión se desarrolla de acuerdo a un plan global de la situación instruccional conformado en tres tiempo: Inicio, Desarrollo y Cierre y posiblemente responde además a una macroestructura formativa conformada por actividades previas, durante y posteriores a la sesión, si bien de las previas y posteriores el chat no aporta evidencias.

Durante el transcurso del mismo se alcanzan los siguientes objetivos instruccionales: se comparan ventajas e inconvenientes del uso de los tres medios, se esclarecen ideas en torno a los mismos y al mismo tiempo se aprende a utilizar uno de los medios analizados: el chat.

En la fase final de conclusiones los participantes exponen su síntesis del debate y su opinión acerca de su experiencia durante la sesión transcurrida. Alguno de ellos manifiesta su propuesta de debatir sobre la experiencia en el Foro. Podrían tomarse como aspectos de evaluación.

Rasgos lingüísticos

Premisa: el chat como producto de actividad verbal escrita es una unidad de comunicación emitida intencionalmente en unas coordenadas espacio temporales, con una estructura y una función que puede ser objeto de planificación y análisis una vez producidas.

De acuerdo al esquema evaluativo de Tancredi para valorar este Chat desde el punto de vista del aprendizaje colaborativo, la contestación a las preguntas siguientes relacionadas con los rasgos lingüísticos serían igualmente todas positivas:

5. Existen marcas o señales que permiten identificar los tres turnos estructurales de la interacción: Inicio, desarrollo y cierre.

Las proporciones de los turnos estructurales se corresponden con las convenciones adoptadas:

6. Inicio: Hasta 20% de los turnos de participantes.

7. Desarrollo: mínimo 60% de los turnos de participantes.

8. Cierre: Hasta 20% de los turnos de participantes.

9. Al manos 50% de los turnos de participantes contienen mensajes que se enmarcan en los propósitos propios del discurso instruccional: exponer, explicar, describir, dicutir, instruir.

10. Los Actos de Habla Infelices no exceden el valor permisible (Hasta 5 % del total de turnos de participantes.

11. Los subdiálogos entre los participantes no exceden del valor permisible (Hasta 5% del total de turnos de participantes).

12. La atención a los planteamientos de los participantes se realiza dentro de los márgenes razonables (no más de 20 turnos de participantes de por medio).

Fase de inicio: Comienza la interacción de forma informal previa a la hora convenida alrededor de las 18:38, incorporándose los participantes. No existe una estructura organizada de la comunicación y el objetivo es simplemente incorporarse, saludar, interrelacionar informalmente y poder tener una idea de cual va a ser el número aproximado de asistentes. Llegada la hora prevista, ante el volumen de participantes y según se ve se ha convenido previamente por el equipo de tutores, para hacer operativa la sesión de chat el grupo se divide y 6 participantes se van a otra habitación para otra sesión paralela.

Durante esta fase los tutores intervienen de forma más significativa en la proporción de aportaciones con respecto a la fase de desarrollo, recibiendo a los participantes y marcando las pautas de distribución de los grupos. En cuanto al alumnado interviene menos proporcionalmente que en la siguiente fase.

Algún subdiálogo se producen en la fase de inicio, en el momento de incorporación de los participantes entre los que parecen conocerse más personalmente, cuando la sesión aún no ha comenzado y el desarrollo es informal. En la fase de desarrollo el grueso de las aportaciones se encuentran centradas en el tema de debate.

La duración de la fase puede suponer algo más del 20% del tiempo total de la sesión pero hay que tener en cuenta que el volumen de participantes es elevado y que los participantes comienzan a acceder al chat con bastante antelación a la hora prevista y ese tramo de antelación lo incluyo en la fase de inicio.

Fase de desarrollo: alrededor de las 19:03 y una vez dividido los dos grupos la moderadora marca las pautas de funcionamiento, “Lanzaré un tema de discusión y posteriormente iremos haciendo aportaciones por orden de lista que aparece en la derecha. Cuando alguien termine debe de poner una t para avisar que ha terminado. Si alguien quiere participar y no es su turno debe solicitarlo con una p de palabra y yo se la daré cuando pueda.”

La moderadora propone el tema de discusión y da la palabra al primero de la lista. Las intervenciones se suceden según el tema y la moderadora interviene ampliando el objeto de la discusión cuando es necesario. La forma de participación es más estructurada (si bien las pautas no siempre se respetan) y se ciñe al tema de debate. La moderadora Marisa: da las pautas, cede la palabra, refuerza lo correcto, advierte cuando no se respetan las pautas, e introduce nuevas preguntas cuando el tema se agota “¿Qué opináis del correo? ¿Inconvenientes con el correo?”.

Prácticamente todos los turnos de los participantes contienen mensajes que se enmarcan en los propósitos propios del discurso instruccional: exponer, explicar, describir, discutir, instruir.

En esta fase la intervención del alumnado es constante frente a la del tutor o moderadora, muy fluida y el tiempo dedicado a la misma supera el mínimo del 60%.

Se producen algunas peticiones de palabra que no pueden ser atendidas por la moderadora debido a problemas técnicos que no le permiten estar en linea en una parte de la sesión, si bien el grueso de peticiones son atendidas en cuanto es posible ceder la palabra.

Transcurrida media hora desde el inicio oficial de la sesión se producen nuevas incorporaciones que intervienen de forma perdida. Se echa en falta que de manera privada se les explique brevemente el planteamiento del chat, la linea de debate y el orden de intervenciones asi como las reglas de participación (p t). En este sentido la función del segundo tutor, presente en el chat en un segundo plano parece difusa, realiza algunas intervenciones puntuales en el tema de debate, informa de la hora de finalización y marca la pauta para las conclusiones y el cierre del debate pero no interviene en momentos que podían haber sido necesarios como en esta fase de desarrollo cuando la moderadora tiene problemas técnicos, o de forma privada cuando se producen las nuevas incorporaciones en momentos avanzados de la sesión, para ponerlos al día.

Fase de cierre: cuando faltan 10 minutos para finalizar la sesión el Tutor avisa y la moderadora pide finalizar con una ronda de conclusiones sobre lo tratado. Terminada la ronda se procede a las despedidas y al cierre de la sesión por el tutor Algunos de los participantes realizan una valoración de la sesión en sus aportaciones finales. En general las valoraciones son positivas aunque se alude a cuestiones como el desorden, los problemas técnicos, la necesidad de rapidez..........

Es posible que al igual que en la fase inicial se exceda algo el 20% del tiempo de la fase de cierre debido al alto nº de participantes.
Rasgos sociales

Premisa: la mayor parte del aprendizaje colaborativo se da en un contexto social, particularmente en grupos pequeños.

Para analizar estos rasgos en la sesión de chat tomo en cuenta los siguientes puntos del esquema evaluativo de Tancredi:

13. Se evidencia de un claro juego de roles por parte de los participantes.

14. Todos los miembros del grupo participan en la interacción ( Al menos 2 turnos de participantes por cada miembro del grupo)

15. El tamaño del grupo es el adecuado (Hasta 8 participantes + o - 2

16. Se cumplen las normas de etiqueta dentro de márgenes de tolerancia (el incumplimiento no excede el 5% de los turnos de participantes)

En la fase de inicio los rasgos sociales hacen referencia a la interactividad social, las conversaciones mantenidas son informales y la interacción entre profesores y alumnos no sigue un protocolo estructurado ni organizado ni se orienta a la adquisición de un aprendizaje.

En la de desarrollo se plantean interacciones unidireccionales cuando la moderadora marca las pautas de lo que será la sesión de chat, bidireccionales cuando responde a preguntas concretas planteadas por el alumnado pero sobre todo es multidireccional en cuanto a que todos los participantes piensan y exponen ideas entorno al tema propuesto, contrastando ideas y puntos de vista y construyendo conclusiones sobre el conocimiento de unos y otros. En una primera ronda se sigue el orden establecido de intervenciones exponiendo cada unos su opinión pero pronto se solicita la palabra para responder a intervenciones de otros y se establece el diálogo y el intercambio de impresiones esbozándose y definiéndose los diferentes roles: hay quien manifiesta dominancia exponiendo su punto de vista debatiéndolo hasta el final con quien no está de acuerdo y corrigiendo a la moderadora (Liliana), hay quien no se aviene a la dominancia y se cansa del debate suscitado (Rúber) manteniéndose a al margen durante una parte de la sesión, está quien se incorpora tarde y participa sin pararse a mirar de que va la sesión (Lorena), quien no logra hacerse al ritmo (Cristina), quien respeta siempre las normas establecidas de participación no interviniendo si no le es dada la palabra (Mª Adela)......................

Todos los miembros participan con al menos dos turnos de aportaciones incluso los incorporados más tarde.

El tamaño del grupo resulta excesivo y si bien se hace un intento de reducir el grupo a unos 8 participantes para la Fase desarrollo, a lo largo de la sesión se van produciendo incorporaciones que llegan a dar alrededor de 16 participantes. Esto dificulta el desarrollo de la sesión que en algunos momentos resulta desordenada y dificil de atender por la moderadora. Los problemas técnicos tampoco ayudan y algunos participantes parecen tener problemas para ver quienes están conectados participando en el chat lo que puede afectar al orden de intervención.

En cuanto a las normas de etiqueta puede decirse que se cumplen dentro de los límites de la tolerancia aunque las pautas de participación no siempre son respetadas y los participantes en algunos momentos olvidan poner las t o intervienen sin solicitar la P o sin esperar a que el turno de palabra le sea otorgado.

Como conclusión creo que la sesión analizada logra un aprendizaje colaborativo. Que los fallos se producen fundamentalmente por los problemas técnicos y las dificultades que conlleva un grupo tan numeroso para una sesión de chat. Creo que para grupos tan numerosos es conveniente un segundo tutor que como en este caso ayude a la moderadora a delimitar los momentos de las sesión pero que además tenga un rol más operativo ante posibles “ausencias técnicas” de la moderadora y ante las nuevas incorporaciones a lo largo de la sesión .

Please be aware that the free essay that you were just reading was not written by us. This essay, and all of the others available to view on the website, were provided to us by students in exchange for services that we offer. This relationship helps our students to get an even better deal while also contributing to the biggest free essay resource in the UK!